Breve recordatorio pedagógico

  • Lo que excluimos es lo que genera inestabilidad: emociones, tabúes, ‘desprecio’ hacia determinadas personas… Prestemos atención a lo que rechazamos.
  • El colegio se basa en lo que el “sistema” impone: notas, retos, competitividad. Sólo prioriza a los eficaces ignorando las necesidades de los otros. Cuidado.
  • Se utilizan metodologías desfasadas culpables de la desmotivación. Trabajemos para el cambio.
  • La escuela de hoy cuida poco la educación humana. ¿Cuándo se trabajan los vínculos personales y sociales? Uno de los principales objetivos a conseguir es encontrar el equilibrio con las personas con las convivimos.
  • Recuerda: El «sistema» deja de lado la enseñanza en la diversidad por miedo a que la gente pueda ser ella misma y rebelarse ante su manipulación.
  • Intentemos evitar usar únicamente libros de texto a la hora de impartir conocimientos. Utilizar cuentos/películas que puedan conectar con las circunstancias personales de los alumnos. Preocúpate en conocerlos.
  • Todos los niños pueden tener éxito independientemente de su procedencia. Trabajar la parte emocional, el autoconcepto y la autoestima.
  • Priorizar el equilibrio entre dar y recibir.
  • No hacer juicios de valor con los alumnos ni sus circunstancias. No dejarlos a un lado ya que la función de la escuela es la de ayudarles y ofrecer los recursos necesarios para la vida.
  • Fomentar el respeto, mirarnos de igual a igual para que se dé una buena comunicación, de lo contrario se produce un alejamiento. Aceptar diversidad/diferencias entre los demás.
  • A más conexión de factores mayor diversidad en la búsqueda de soluciones: conexión de cuerpo/mente/emoción/sentidos… No ser exclusivamente lineales.
  • La actitud ante una situación es lo que provoca el cambio
  • Se aprende cuando estamos en las plataformas de la curiosidad, la admiración y la seguridad.
  • El esfuerzo nunca tiene que ser un sacrificio. Cuidado en cruzar la delicada línea entre ambos.

Una receta educativa

Muchas veces nos preguntamos cuál será el secreto de una buena educación para lograr que nuestro hijo/alumno se desarrolle de una manera positiva. Pues bien, he querido hacer una receta un tanto especial con una serie de ingredientes prácticos y sencillos. No puede faltar ninguno de ellos ya que todos tienen su propia esencia. Como veréis, los componentes no son complicados de conseguir; con un poco de ilusión, ¡es más que suficiente! Y… por cierto… como todo buen pastel, se necesitan trabajar muy bien los ingredientes para que el resultado sea estupendo; por tanto, como no siempre salen las cosas a la primera, no dejéis de practicar y practicar. Llegará un día que digáis ¡Voilá! ¡El esfuerzo ha merecido la pena!

INGREDIENTES PARA UNA ESTABILIDAD CONDUCTUAL Y EMOCIONAL SANA

  • Un poquito de paciencia (¡tranquilos! la paciencia se puede entrenar…)
  • Un muchito de constancia (¡es la clave del éxito!)
  • Una pizca de normas y límites (son necesarias para un desarrollo positivo y sano)
  • Un chorrito de seguridad (¡importante!)
  • Varias cucharadas soperas de comunicación (componente esencial para el pastel)
  • Y kilos y kilos de amor y cariño (Shhhh… es el ingrediente secreto…)

¡PROBAD A HACERLA Y… YA ME DIRÉIS QUÉ TAL!

¡¡BON APPÉTIT!